viernes, 26 de septiembre de 2008

Cuadro de Tulipanes


El cuadro de los tulipanes fue el primer cuadro que pinté a partir del diseño de una lámina.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Cuadro de oso

Cuadro realizado al oleo.
Lo que más me costó cuando hice este cuadro fue hacer el pelo del oso y conseguir que pareciera un peluche. Quedé bastante contenta con el resultado teniendo en cuenta que era el segundo cuadro que hacía sin conocer muy bien la técnica.
Este cuadro lo hice a partir de una imagen que encontré en Internet.

Pintar cuadros al oleo

Una de las técnicas más utilizadas para pintar cuadros es pintarlos al oleo, por eso, voy a explicar a grandes rasgos como se lleva a cabo esta técnica dentro de los conocimientos que he aprendido de forma autodidacta y buscando información en la red.

Necesitamos:

- Óleos
- Lienzos
- Pinceles planos y redondos
- Caballete
- Aguarrás
- Trapo
- Espátulas
- Paleta
- Barniz en spray

Para pintar un cuadro normalmente se recomienda utilizar un caballete, si no tenemos no pasa nada pero con el tiempo siempre va bien comprarse uno. Otro opción son las espátulas dependiendo del tipo de cuadro que queramos hacer igual no es necesario utilizarlas ya que dejan más cantidad de pintura que los pinceles.
La limpieza y disolución del oleo lo tendremos que hacer con aguarrás. La gama de colores que podemos encontrar en el mercado es muy extensa pero también podemos hacerlos nosotros mismos a partir de los colores primarios ( ver iniciación al color ).
Para empezar elegiremos lo que queremos pintar que puede ser un paisaje, flores, bodegón, dibujo infantil, etc. yo aconsejo hacer una plantilla en una hoja que después pasaremos al lienzo pero también se puede hacer directamente.
La paleta la utilizamos para poner el oleo que vamos a utilizar y para hacer la mezcla de colores.
Empezamos pintando el fondo del cuadro con la pintura más bien diluida que le iremos añadiendo capas de pintura para ir resaltando detalles. Después seguiremos con los objetos o formas que forman parte del cuadro dando una primera capa del tono base que es el que predomina normalmente en el fondo y luego le vamos dando capas de tonos para conseguir que nos quede en tres dimensiones y sea lo mas realista posible.
El secado de las pinturas al oleo es lento así que despenderá del grosor de las capas tardará más o menos en secar.
Por último, sólo nos queda darle barniz para proteger el cuadro.
Estos dos cuadros son un ejemplo de lo que es puramente la técnica al oleo, podemos ver claramente las pinceladas de las capas y las superposiciones de colores. En este caso se han utilizado espátulas.
Tengo que agradecerle a Paquita dejarme mostrar sus cuadros.

lunes, 15 de septiembre de 2008

Decorar lámpara con emplomado en el cristal

El emplomado lo podemos realizar en cristal, en plástico y en metacrilato. La pantalla que vamos a decorar en este caso es de metacrilato y gracias a esta técnica podemos hacer nuestra propia versión de las conocidas lámparas de Tiffany.
Necesitamos:
- Lámpara que tenga la pantalla de cristal o metacrilato.
- Dibujo, lápiz y rotulador permanente fino.
- Papel de calco.
- Pintura para cristal y pincel.
- Cinta carrocero.
- Plomo adhesiva y buril plano.
- Cutter.
Desmontaremos la pantalla de la lámpara, colocamos el papel de calco y encima el dibujo con el que se va a decorar fijándolo con cinta de carrocero para que no se nos mueva y repasamos con el lápiz. Retiramos el papel de calco para poder repasar el dibujo con el rotulador permanente.
Empezamos a colocar el plomo adhesivo por las líneas del rotulador ayudándonos con el buril lo dejamos bien fijado a la pantalla. Para conseguir las formas con el plomo lo tenemos que contar con el cutter sin que nos queden separaciones en las uniones del dibujo.
Cuando tenemos todo el plomo colocado ya podemos empezar a pintar pero con cuidado de no pintar el plomo porque el resultado que estamos buscando es que el plomo forme parte de la decoración.
Las pinturas de cristal la tenemos que aplicar con el pincel gota a gota sin extender para que quede totalmente cubierta la superficie. Hemos elegido dos tonalidades blanco y rojo, ya que nos combina con la habitación donde va colocada pero también la podemos pintar con más colores. En este caso hemos querido que la parte pintada en blanco no nos quede muy transparente, por lo tanto, tenemos que darle más de una capa dejando secar entre ellas.
Ya sólo nos falta colocar la pantalla y nuestra lámpara esta terminada.

martes, 9 de septiembre de 2008

Decoración de cristal con arena y decoupage

Una manualidad con decoupage consiste en decorar objetos mediante recortes de papel. En la mayoría de los casos utilizamos servilletas de papel decoradas, ya que, el resultado final nos dará la impresión de que esta pintado a mano.

Necesitamos:

- Objeto de cristal ( bandeja, centro de mesa, etc. )

- Servilletas de papel decoradas
- Alcohol
- Trapo

- Tijeras

- Cola blanca

- Pincel plano

- Arenas de colores

- Barniz en spray


Preparamos las servilletas de papel decoradas recortando los motivos que vamos a utilizar intentando no dejar fondos. La servilleta tiene tres capas, las separamos dejando sólo la capa impresa que es la que vamos a pegar en nuestro futuro centro de mesa. Cogemos el objeto de cristal lo giramos poniéndolo boca a bajo y lo limpiamos con el trapo humedecido con el alcohol. Una vez esta limpio el cristal le damos una capa de cola blanca por toda la superficie después pegamos los recortes de servilletas con la cara impresa hacia abajo aplicando cola del centro hacia los bordes siempre con cuidado de que no nos queden arrugas o burbujas. El decoupage ya esta acabado y si queremos lo podemos dejar así pero nosotros preferimos añadirle una decoración para el fondo con arenas de colores. Para ello tenemos que aplicar otra capa de cola blanca por toda la superficie del cristal y le echamos la arena de color como si salásemos la comida. Esto nos permite regular la cantidad de arena, podemos ponerle más arena en unas partes y menos en otras. Cuando se seque quitamos la arena sobrante que no se ha pegado y le damos tres capas de barniz en spray dejando secar entre capa y capa.

martes, 2 de septiembre de 2008

Pintar figuras de escayola

Las figuras de escayola son más delicadas que las de marmolina pero por este motivo también son más económicas y nos permiten utilizar las mismas técnicas que las figuras de marmolina.


Necesitamos:

- Figura de escayola

- Pinturas acrílicas

- Pinceles nº2, nº6 y nº 10

- Lija fina

- Trapo

- Paletina para mezclar colores

- Barniz mate o satinado en spray

- Recipiente con agua



Las pinturas acrílicas son las más utilizadas para pintar figuras, ya que dan una cobertura perfecta, son permanentes, no se decoloran, se pueden mezclar entre sí y al tener una base al agua se limpian con agua y jabón. Para una limpieza cómoda y rápida hay que limpiar antes de que se seque la pintura.

Algunos consejos para tener en cuenta:

- Cuando empecemos a pintar llevaremos un orden de dentro hacia fuera, primero la piel, la ropa, pelo, peana y por último las partes más delicada que normalmente es la cara pero todo dependerá de la figura que hayamos elegido.
- Una buena técnica para la ropa es aplicar un tono más suave en el fondo y con una esponja aplicar la segunda capa de un tono más oscuro dándole unos toques suaves o viceversa.
- Otra opción es ir retirando el exceso de pintura de la segunda capa con un trapo para darle sensación de movimiento a la ropa.
- Una forma para que no tiemble el pulso es que tomemos un punto de apoyo y cuando tengamos que pintar zonas muy pequeñas empecemos siempre por el centro y luego nos vayamos acercando a los bordes.
- Dar más de una capa de barniz es importante para proteger bien la figura.

Lijamos la figura para quitar las posibles imperfecciones y quitamos los restos de polvo con el trapo.
En este caso hemos elegido una figura que imita a las conocidas figuras de Rita Jané, por ello, la pintaremos dándole un estilo parecido. Empezamos pintando las partes de piel de un color marrón, si no nos acaba de convencer el tono lo podemos rectificar pintando encima. Seguimos con el vestido eligiendo un color más oscuro para la base y otro más claro para la zona que queremos destacar con movimiento. La barca la pintamos en un blanco roto y le damos con un pincel fino con un tono arena resaltando las juntas que representan las uniones de madera para darle un aspecto de envejecido. El cabello lo pintamos marrón oscuro y por último la peana la pintamos de color arena, ya que, es como si estuviera en la playa. Una vez este bien seca le daremos varias capas de barniz dejando que se sequen bien entre ellas.