martes, 15 de septiembre de 2009

Aprende punto de cruz

El punto de cruz es una técnica de costura que permite decorar una prenda o un trozo de tela cosiendo aspas para conseguir dibujar sobre ella un diseño predefinido.
Lo primero que decidiremos es el diseño que vamos a bordar, se pueden conseguir en revistas especializadas pero en Internet podrás encontrar revistas y patrones gratis o incluso dibujarlo en una hoja cuadriculada y luego pintar las diferentes partes del dibujo con rotuladores de colores, marcando una aspa en cada cuadrado, para poder coserlo luego más fácilmente.
Una vez que hayamos decidido el motivo, tendremos que elegir el tipo de tela, las más utilizadas son el cañamazo, la esterilla y la tela de Panamá pero para principiantes te recomiendo la tela de saco, ya que es un soporte que permite saber donde hay que dar las puntadas de forma sencilla y sobretodo es más fácil contar los cuadritos para poder calcular la longitud. La aguja que se ha de utilizar tiene que ser de punta redonda y no excesivamente gruesa para que el paso del hilo sea entre los agujeros de la tela y no entre los hilos. La hebra de hilo la cortaremos sobre unos 50 cm de largo y empezaremos a dar las puntadas en forma de cruz o aspa siguiendo los siguientes pasos:
-Enhebramos y hacemos un nudo en uno de los extremos, de forma que cuando empecemos a dar las puntadas el nudo se quede en el agujero de la tela y se fije para empezar a tejer.
-Una de las formas más sencillas de realizar el punto de cruz es empleando el método lineal. Se realiza en dos pasadas, una de ida y otra de vuelta, de izquierda a derecha y viceversa. La aguja tendremos que poner en posición vertical respecto al tejido, de abajo a arriba, para que los remates queden en la parte posterior y no se vean. Para calcular las distancias con las que debemos realizar las diferentes puntadas tomaremos como referencia el mismo número de cuadros tanto a lo ancho como a lo largo.
-Una vez que hayamos terminado de realizar la primera parte de las aspas de una misma fila y de idéntico color, ya podremos superponer el hilo sobre el bordado para realizar las cruces, teniendo en cuenta el tamaño del punto escogido para que todos sean igual de largos.

Los diseños excesivamente complejos pueden requerir de numerosos colores para reproducir las sombras, así que si no tienes mucha experiencia utiliza un diseño sencillo y de colores uniformes.

No hay comentarios: